CULTIVO DE MARIHUANA INTERIOR / Grow Shop El Milagro Coria ( Caceres - Extremadura )

Podemos plantar marihuana en interior de dos formas, la primera consiste en utilizar alguna maceta e ir regando de vez en cuando mientras la planta crece y esperar a ver que sale….  la segunda, es la buena.

La segunda opción es cultivar marihuana en interior de forma correcta, comprando un pequeño armario de cultivo o adaptando alguna habitación de nuestra casa para tal efecto y dedicar el tiempo y esfuerzo que se merece, así obtendremos los mejores resultados.

Antes incluso de poner a germinar las semillas de marihuana, debemos preparar nuestro armario de cultivo de marihuana, no vamos a explicar dos veces lo que ya hemos explicado anteriormente en un completísimo tutorial, así que si realmente queréis realizar un buen cultivo de interior debéis dedicar los próximos quince minutos de vuestra vida a leeros esta guía:  Iniciación al cultivo de Marihuana en interior.

Ahora que ya sabéis en que consiste montar un armario de interior y todos los pasos que hay que realizar, quizás queráis realizar vuestro cultivo en exterior jajaja, pero no os agobies, es muy sencillo una vez que se empieza, solo hay que tener un poco de paciencia y no desesperarse con el primer problema.

Bueno, suponiendo que ya tenemos un armario de cultivo de marihuana o habitación preparada para ello, pasamos a germinar las semillas de marihuana que anteriormente hemos buscado. Germinar las semillas es la parte mas sencilla de todo el proceso, solo hay que ponerlas en remojo y esperar a que saquen un poco de raíz para después plantarlas en la maceta, aquí os dejamos una breve y sencilla guía explicativa: Como germinar semillas de Marihuana

Una vez que han germinado, con mucho cuidado las pondremos en las macetas que previamente hemos preparado y regado, de forma que su tierra esté húmeda pero no encharcada. Si regamos en exceso la tierra quedará encharcada y nuestras semillas morirán ahogadas, recordar que las raíces necesitan oxigeno también, por lo que hay que dejar el sustrato húmedo y aireado (nunca prieto / compactado).

Pondremos las macetas bajo algún foco de baja intensidad (alguna lampara de bajo consumo de 25w por ejemplo) durante los primeros días, mientras nuestras semillas asoman y abren su primer par de hojas (que en realidad no son hojas, sino cotiledones).

Una vez que los cotiledones han abierto y comienza a formarse el primer par de falsas hojas (se les llama así porque no tienen peciolos), les pondremos una luz bastante mas fuerte, dependiendo del tamaño de nuestro armario de cultivo podremos usar un bajo consumo de 150w o una lampara de halogenuros metálicos de 400w o 600w.

Aquí comienza el periodo “vegetativo” o “crecimiento” de nuestras plantas de marihuana. Por lo general, este periodo dura un mínimo de 4 a 6 semanas desde que germinamos la semilla, por lo que no tengáis prisa y observar como nuestras plantas van creciendo día a día, a su ritmo. Necesitamos darles este tiempo para que maduren sexualmente y poder pasarlas después a floración.

Durante este periodo de crecimiento, lo recomendable es tener un ciclo lumínico de 18 horas continuadas de luz y 6 horas de completa oscuridad o directamente 24 horas seguidas de luz (la primera opción es mas recomendable, por el ahorro energético). Con este ciclo lumínico, las plantas crecerán correctamente y utilizando la potencia de luz adecuada no se espigaran.

Cuando nuestras plantas tengan entre 30 y 40 centimetros de altura, que normalmente será una vez transcurras esas 4 – 6 semanas de crecimiento, las pasaremos a floración. Pero primero… debemos recordar la información que buscamos de nuestras semillas, ya que hay variedades que durante la floración duplican su tamaño en altura y otras que lo triplican o incluso mas….  es muy importante saber estas cosas para calcula la altura optima para pasar nuestras plantas a florecer.

Por ejemplo, la variedad “Great White Shark”  es una planta que durante la floración duplica su tamaño en altura, es decir, que si la pasamos a florecer cuando mide 40 centímetros, seguirá creciendo hasta que llegue mas o menos a los 80 centímetros. Sabiendo que debemos dejar un espacio aproximado de 30 centímetros entre el foco y la punta de la planta no da una altura de 110 centímetros.

Es importante saber esto porque si nuestro armario de cultivo solo mide 1 metro de alto… no nos va a caber. Si por el contrario mide metro y medio o algo mas, podremos pasar nuestras plantas a floración sin miedo a quedarnos sin espacio.

Pasar a floración nuestras plantas es muy sencillo, solo debemos modificar el ciclo lumínico poniendo doce horas de luz continuadas y doce horas de total y absoluta oscuridad continuada (nunca entréis a ver vuestras plantas si están en las horas de oscuridad porque podéis estresarlas y que la floración se complique mucho).

El tipo de iluminación también influye mucho aquí, la mejor opción es poner una lampara de vapor de sodio (HPS) o iluminación led para floración (con mas rojo). La potencia varia mucho en función del tamaño de vuestro armario de cultivo de marihuana, como habréis visto en la anterior guía.

Nuestra variedad “Great White Shark” tiene un periodo de floración de 8 semanas, por lo que estaremos dos meses esperando a que termine de florecer y sus cogollos estén en su punto optimo. Muchas personas no tienen paciencia y cortan sus plantas a media floración o simplemente cuando les parece bien… no desesperéis que las plantas de marihuana cuando mas engordan sus cogollos es durante las ultimas semanas de floración!!

Ocho semanas es el tiempo que hay que darle a esta variedad, pero si habéis elegido otra diferente, debéis informaros sobre su tiempo de floración (el banco que las vende siempre aporta esa información). Hay variedades de siete semanas de floración y otras de incluso doce….. informaros bien.

Ahora que nuestras plantas han florecido correctamente, solo debemos cortarlas y curarlas un poco para poder fumarlas y disfrutarlas al máximo, para ello debéis leer este pequeño tutorial sobre  como cortar, cosechar y curar la marihuana:  Secado y curado de Marihuana

Un consejo que os vamos a dar, tomarlo o no depende solo de vosotros, es que nunca cultivéis marihuana autofloreciente en interior. La marihuana autofloreciente no depende de ciclos lumínicos, va a su ritmo y precisa de muchas, muchas horas de luz continuada (y potencia lumínica) para ofrecer buenos resultados, lo que supone un gasto energético muy grande. Las variedades de marihuana autoflorecientes solo están recomendadas para cultivarlas en exterior, no os dejéis engañar.

GROW SHOP EL MILAGRO

Calle del Agua, 21 / 10800 Coria ( Cáceres )

E-MAIL. info@growshopextremadura.es

CONSULTANOS

SIN COMPROMISO

Si desea más información, complete este formulario. Nos pondremos en contacto con usted a la brevedad posible.

Seleccione los archivos que desee adjuntar
El tamaño máximo para cada archivo es 100 MB

    ¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Ver política